Crespo: “El balance de Díaz es muy pobre, como corresponde con un gobierno paralizado y adormecido”

  • El PP Andaluz pide la retirada del decreto ley de Escuelas Infantiles y que se negocie uno nuevo con el sector
  • La portavoz critica la gestión en Santana: “Se han perdido 190 millones de euros y nadie da explicaciones”
  • “El gobierno de Díaz ha ofrecido una respuesta patética, plena de soberbia y sin escuchar a la calle ante las protestas ciudadanas por el Impuesto de Sucesiones”, ha asegurado
Crespo: “El balance de Díaz es muy pobre, como corresponde con un gobierno paralizado y adormecido”
24 - Marzo - 2017





La portavoz del Grupo Parlamentario del PP Andaluz, Carmen Crespo, ha puesto de manifiesto este miércoles el “pobre balance” del gobierno de Susana Díaz al cumplirse dos años de las últimas elecciones autonómicas, una circunstancia que es consecuencia de la “parálisis de un gobierno adormecido, pendiente del futuro de la presidenta y no de los problemas de los andaluces”.
Crespo ha señalado que el ejecutivo de Díaz demuestra su “conformismo y autocomplacencia cuando saca pecho por haber aprobado 26 de los 135 compromisos de la presidenta” (menos del 20 por ciento), según los datos ofrecidos por el propio gobierno, y ha señalado que el resultado es reflejo de la “escasa credibilidad” del ejecutivo.
Frente a esa situación, el PP Andaluz ha presentado 7.682 iniciativas parlamentarias en esta legislatura, tantas como el resto de grupos políticos juntos. “Hemos traído al Parlamento debates de la sociedad real, como las fusiones hospitalarias o el impuesto de Sucesiones. Mientras el gobierno está adormecido, el  PP Andaluz está intentando cambiar las cosas en Andalucía”, ha dicho.
En torno al impuesto de Sucesiones y Donaciones, Crespo ha destacado la presentación de 31.000 firmas ante la Oficina del Defensor del Pueblo por parte de la asociación Stop Impuesto Sucesiones, y ha criticado la “patética respuesta, plena de soberbia, sin escuchar  a la calle y sin atisbo de rectificación” ofrecida por el gobierno socialista. “La misma respuesta de soberbia que ofreció cuando empezaron las protestas por las fusiones hospitalarias”, ha afirmado.
El PP Andaluz va a presentar sendas iniciativas parlamentarias para que el gobierno explique cuánto dinero ha costado la campaña institucional del Impuesto de Sucesiones, y sobre su intención de renunciar a la gestión de este impuesto. “Queremos saber cuánto se ha gastado la señora Díaz en lavar su imagen”, ha dicho Crespo, que, además, ha animado a la presidenta de la Junta a preguntar al presidente de Castilla-La Mancha, el también socialista Emiliano García-Page, cómo ha bonificado el impuesto en su comunidad al 80 por ciento.
Crespo se ha referido también este miércoles a otros ejemplos de la mala gestión del gobierno de Díaz, tales como los datos de inversión extranjera conocidos hoy, que reflejan un descenso de casi el 33 por ciento en 2016, así como el informe de la Cuenta General de Andalucía emitido por la Cámara de Cuentas, donde deja constancia de pérdidas por 190 millones de euros en la gestión de la empresa Santana. “Se han perdido 190 millones de euros y nadie da explicaciones”, ha dicho Crespo, que ha denunciado un “oscurantismo preocupante” en este asunto.
Por último, la portavoz del Grupo Parlamentario ha anunciado que el PP Andaluz va a pedir a la Consejería de Educación la retirada del decreto ley de Escuelas Infantiles, que está generando enorme preocupación en el sector y entre los padres. Crespo ha asegurado que el nuevo decreto ley “acaba con la norma de un plumazo, y sin reunirse con la mesa sectorial”. A través de este decreto se amplía el número de plazas conveniadas en 2.500, pero con los mismos fondos que en el escenario anterior, cuando serían necesarios unos 20 millones de euros más.
Carmen Crespo ha indicado, además, que el nuevo decreto “cambia las reglas del juego sobre la marcha” y que los padres y madres sólo podrán solicitar las becas y ayudas a principio de curso, pese a que los alumnos pueden incorporarse a las escuelas infantiles a partir de las 16 semanas del nacimiento. “Pedimos que se retire este decreto y que se negocie uno nuevo con recursos económicos suficientes”, ha asegurado.