Crespo: “El decreto de escuelas infantiles es un ‘recortazo’ a las familias de Andalucía”

  • El PP Andaluz anuncia su voto en contra a la convalidación de un decreto redactado “a espaldas de las familias, las empresas y los trabajadores del sector”
  • Marifrán Carazo: “Es necesaria una Ley de Inclusión Educativa que evite que las familias tengan que mendigar los recursos que necesitan sus hijos con necesidades educativas especiales”
18 - Abril - 2017





La portavoz del Grupo Parlamentario del PP Andaluz, Carmen Crespo, ha anunciado este martes el voto contrario de sus
diputados a la convalidación del decreto de escuelas infantiles acordado por PSOE y Ciudadanos, y ha asegurado que ese decreto es “un ‘recortazo’ de la bonificación a las familias, del que también van a ser víctimas las empresas y los trabajadores del sector”.

Crespo ha señalado que, con su voto contrario, el PP Andaluz “no va contra el gobierno sino a favor de las familias andaluzas”. “El PP Andaluz arrima el hombro, pero lo hacemos con las familias andaluzas y sus problemas. Si Ciudadanos ha decidido hacerlo con el gobierno, allá ellos”, ha dicho.

La portavoz parlamentaria ha señalado que este decreto “que la consejera quiere vender como un aumento de 12.000 plazas, se ha hecho a espaldas del sector, ya que se ha convocado la mesa después de que el gobierno lo aprobara”, y va a generar “un grave problema para las empresas y los trabajadores del sector”.

Crespo ha indicado que lo único que ha conseguido Ciudadanos es una “corrección de errores”, y que la convocatoria extraordinaria de ayudas que ahora se presenta quedará condicionada a la existencia de fondos, algo inviable con los presupuestos actuales. “Hasta ahora, cualquier padre o madre podía pedir el ingreso en una escuela infantil en cualquier momento del curso, pero eso no será posible con el nuevo decreto, ya que sólo habrá convocatoria extraordinaria si lo permiten los recursos”, ha manifestado Carmen Crespo, que ha indicado que esa decisión “será perjudicial para la conciliación de la vida familiar y laboral de los andaluces”.

La portavoz parlamentaria ha asegurado que el aumento real del presupuesto para bonificaciones será del 1 por ciento, y que para crear las 12.000 nuevas plazas anunciadas por la Consejería serían necesarios 20 millones de euros. “Sin ese incremento presupuestario, sólo cabe pensar que las 12.000 plazas van a salir a costa de las otras bonificaciones. Es decir, que a los que ya tenían bonificaciones puede que se les baje o se les suprima”, ha dicho. Crespo ha señalado que en el PP Andaluz “nos preocupan las familias, pues muchas se van a quedar sin bonificación”, mientras que “las empresas, muchas de ellas pequeñas, se van a ver abocadas a la competición, lo que podría afectar a la calidad del servicio”.

La portavoz del PP Andaluz en el Parlamento ha señalado que “la señora Díaz no se preocupa de estos problemas, lo deja en manos de la Consejería”. Crespo ha acusado a la presidenta de la Junta de “falta de sensibilidad”, mientras el PP Andaluz “escucha a las familias, a los empresarios y a los trabajadores y va a votar que se devuelva el decreto al gobierno”. Si finalmente se aprueba, el Grupo Popular pedirá que se tramite como proyecto de ley para poder hacer las modificaciones que reclaman las familias y el sector.

La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular, Marifrán Carazo, ha anunciado, por su parte, la presentación de una Proposición No de Ley sobre alumnado con necesidades especiales. “Proponemos la redacción de una Ley de Educación que favorezca la inclusión, porque los recursos tienen que ser proporcionados a las familias por ley y no por la arbitrariedad de la Junta”.

Carazo se ha preguntado por qué “la Junta no pone esos recursos a disposición de las familias desde el primer día, en lugar de obligarlas a mendigarlos”. “No se pueden tomar medidas en función del municipio o de la presión social. Los padres de estos niños son andaluces que pagan sus impuestos”, ha dicho.